Presentación
Munir, artista comprometido con el mundo que le rodea y preocupado por la condición del ser humano, nos presento una obra ante todo conceptual, sirviéndose de la abstracción para reflejar la angustia existencia, el vacío, el sufrimiento y la lucha de hombre con su entorno.



Artista de gran versatilidad, utiliza diferentes tipos de soportes y técnicas. Prefiere la pintura acrílica que aplica tanto sobre lienzo como sobre papel y cartón. También se sirve de collage, mezclando la pintura con fotografías en blanco y negro de fuerte contenido social. Sin olvidarnos de grabado en el que, como en el resto de sus trabajos, adquiere protagonismo la fusión del arte con lo emocional. Sus cuadros se presentan en forma de dípticos en los que se enfrentan dos universos formales bien diferenciados.

En uno, un testimonio documental de forma fotográfica en blanco y negro, nos transmite un intenso sentimiento de soledad. En el otro, el gesto vivaz da forma a grafismos, garabatos, círculos, elipses..., pinceladas sueltas y poderosas que salpican la obra con colores intensos que se enfrentan y contraponen con la sobriedad anterior, formas tortuosas y a veces violentas que nos hablan de desesperación, símbolos herméticos en los que se escucha el grito de Munir. Nos encontramos ante la traducción plástica de los sentimientos del artista. Nos abre la puerta para compartir con nosotros su ira y su preocupación ante la injusticia. Munir reacciona y nos provoca mediante una plástica plagada de interrogantes y símbolos. Nos empuja hacia la contradicción, ¿cómo podemos encontrar belleza en medio de tanto desasosiego? ... y es ahí cuando nos hace reaccionar, pues descubrimos entre sus colores y pinceladas que Munir rasga, araña, mancha y estampa con furia la pintura sobre esos fondos opacos e impenetrables. Fondos que se nos muestran como una barrera infranqueable, un símbolo de la impotencia que experimenta el ser humano ante el horror que le rodea. Esos fondos son un muro contra el que arrojamos toda nuestra ira.

La obra de Munir nos invita a la introspección y nos aleja de la indiferencia y la pasividad. Nos presenta el arte como elemento de reflexión y rebeldía.
©2016 Todos los derechos reservados